Hablar de espiritualidad y evolución, es hablar de naturaleza, de instinto, de un sentir profundo. La sexualidad sagrada es un punto de referencia clave para poder encontrar la coherencia de Ser y avanzar en este camino hacía un punto interno que nos conecte con los demás.

Amar la sexualidad es amar a la vida, la veneración de la creación de la vida, la afirmación del triunfo de la vida sobre la muerte

El acto sexual y la muerte son tabú, son dos momentos sagrados: El de convocar la vida y el de transición. Recórrelos con la verdad de lo que son y no los dejes en la sombra.